Propiedades y beneficios de la coliflor

Blanca, verde, morada o anaranjada. En el mercado podemos encontrar diferentes variedades de esta deliciosa hortaliza, que aporta una gran cantidad de beneficios y propiedades a nuestro organismo. Además, con este alimento vegetal se pueden preparar diferentes platos en la cocina, puesto que la coliflor puede utilizarse de muchas formas distintas: salteada, hervida, rebozada, asada, al vapor o simplemente cruda.

En tiendas la podemos encontrar a lo largo de todo el año, pero la mejor época para disfrutar de todas sus propiedades es el periodo que alberga los meses entre septiembre y enero. A la hora de elegir una coliflor, siempre es recomendable que tenga la superficie completamente limpia, de color homogéneo y textura firme y compacta, con las hojas enteras y verdes.

En ocasiones, en las tiendas nos encontramos con algunos ejemplares que tienen colores marronáceos, sinónimo de que llevan ya bastante tiempo expuestas. Por ello, lo mejor es conservarla en la nevera como máximo durante una semana, para que conserve todas las propiedades que nos aporta. Otra opción es congelarla, lo que nos permitirá conservarla durante bastante más tiempo.

Proveniente del cercano oriente, la coliflor ayuda a eliminar los problemas relacionados con la retención de líquidos. Al tener un alto contenido en fibra y agua, es un excelente alimento bajo en grasas con poder saciante que nos ayuda a controlar el peso. Además, contiene la mayoría de vitaminas almacenadas en el grupo B (B1, B2, B3, B5 y B6).

Al igual que el brócoli o la berza, forma parte de la familia de los vegetales crucíferos. En boca tiene un sabor fresco y agradable, y su textura suave la hacen inconfundible. Desde un punto de vista nutricional, la coliflor es un alimento con escaso aporte calórico, bajo en hidratos de carbono y grasas, puesto que cerca del 90% de su composición es únicamente agua.

Debido a su alto contenido en fibra, la coliflor tiene propiedades laxantes y un poder saciante que ayuda a evitar comer por impulsos generados por situaciones de mucho estrés o ansiedad. Por ello, es un buen aliado en las dietas de adelgazamiento, especialmente si se toma cocida, que es la forma en la que menos calorías aporta. No obstante, siempre hay que tener cuidado con los aliños que añadamos, puesto que es entonces cuando podemos perjudicar las propiedades.

En definitiva, se trata de una hortaliza con un alto contenido en agua y potasio que favorece de manera rápida y eficaz la eliminación del exceso de líquidos retenidos por nuestro organismo. En este sentido, la coliflor es un vegetal que debería estar presente en la dieta de todas las personas, pero especialmente en aquellas que padecen algún tipo de enfermedad cronológica, diabetes o hipertensión.

Tal y como hemos adelantado al principio de este artículo, en el mercado podemos encontrar distintas variedades de esta hortaliza, aunque las más frecuentes suelen ser las siguientes:

Coliflor blanca: Probablemente sea esta la variedad más conocida y consumida por la población. Su color característico se debe a que en el momento de cultivarla los agricultores tapan la mata con hojas verdes para evitar que el sol penetre en ella y desarrolle el pigmento que le otorgaría el color verde.

Coliflor verde: En este caso, los agricultores no ponen ningún impedimento para que los rayos del sol alcancen la planta. Así pues, al desarrollarse la clorofila tiene más olor y adquiere este color característico que la diferencia de la variedad más habitual. Desde un punto de vista nutricional, esta variedad cuenta con más vitamina C que la blanca.

Coliflor morada: Su tonalidad violeta que la caracteriza se debe a la alta presencia de antocianinas (poder antioxidante) en su composición. No obstante, al cocinarla pierde su color característico y adquiere unos tonos más amarillentos o verdosos.

Coliflor naranja: Esta variedad con tonos anaranjados es la menos conocida de todas. No obstante, desde un punto de vista nutricional es muy interesante, puesto que tiene muchas proteínas y gran cantidad de vitamina A (mucho más que la variedad blanca).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *