Propiedades y beneficios de las legumbres

Llevar un estilo de vida vegano ayuda a mejorar la salud, puesto que además de perder peso, debido al aporte nutricional de las frutas, verduras, legumbres, semillas y demás vegetales aumentan de manera muy considerable los niveles de energía. Además, habitualmente estas dietas suelen ser más ricas en magnesio, potasio, vitaminas A, C y E. Por lo tanto, al tratarse de una dieta rica en alimentos integrales, aumentan los niveles de antioxidantes, fibra y otros compuestos vegetales beneficiosos.

Asimismo, este tipo de alimentación baja en grasas saturadas y en el que las frutas, verduras y legumbres tienen un peso fundamental, ayuda a reducir el riesgo de desarrollar algunas enfermedades perjudiciales que están muy presentes en la sociedad actual, tales como la obesidad, la hipertensión, el colesterol, la tasa de diabetes tipo 2, la coronaria, problemas cardiovasculares y algunos tipos de cáncer (próstata, colon, estómago, mama y pulmón, entre otros).

Las legumbres deben ser la base de la alimentación de todas las personas, puesto que son la principal fuente que nos proporcionan proteínas de calidad, fibra, hierro y vitaminas. En el mercado tenemos a nuestro alcance diferentes variedades de garbanzos, alubias y lentejas, que permiten preparar multitud de recetas de manera rápida con texturas y sabores insuperables.

Además, las legumbres son muy económicas y fáciles de preparar, que se pueden adquirir ya cocidas, enlatadas, congeladas o secas. En definitiva, se trata de una materia prima básica que no debe faltar en la despensa de nuestra cocina vegana, puesto que con legumbres como los garbanzos o los guisantes podemos elaborar una amplia variedad de platos, como sabrosas y deliciosas hamburguesas, albóndigas o pates vegetales, además de cremas y guisos tradicionales.

Los garbanzos son una importante fuente de potasio, por lo que son muy interesantes para mejorar la circulación, prevenir enfermedades reumáticas, cardiacas y regular la presión arterial. Además, debido a la gran cantidad de fibras que contienen ayudan a mejorar la digestión, por lo que resultan de gran interés para solucionar problemas con el tránsito intestinal. En este sentido, también previenen el cáncer de colon y sirven para calmar las hemorroides.

El hummus es un plato tradicional elaborado a partir de garbanzos cocidos se puede encontrar en cualquier rincón del mundo, puesto que además de ser muy fácil de preparar tiene propiedades muy interesantes. En este sentido, los ingredientes que se emplean para elaborar esta receta pueden variar en función del país que se visite, debido a que se trata de un plato con presencia internacional pero  que, de cualquier forma, siempre se consigue la textura fina y suave que la caracteriza, por lo que es ideal para tomarla en diferentes ocasiones, por ejemplo acompañada con un poco de pan de pita crujiente.

La soja es una legumbre de origen asiática rica en proteínas, vitaminas (grupo B y E) y minerales (hierro, calcio, potasio, fósforo y zinc), que se puede consumir de muchas maneras diferentes, puesto que de ella se extraen gran cantidad de derivados que permiten preparar una gran variedad de platos distintos con gran carga de energía, lo que hace que sea una materia prima indispensable en los países de todo el mundo.

Este alimento resulta muy nutritivo, puesto que contiene todos los aminoácidos esenciales que permiten cubrir las necesidades diarias del ser humano y garantizar así el buen funcionamiento del organismo. Además, es un sustituto de la carne muy frecuente entre los veganos y vegetarianos, debido a que esta es la legumbre que aporta el mayor número de proteínas completas de gran calidad.

Por lo tanto, esta excelente fuente de proteínas vegetales baja en grasas saturadas resulta muy beneficiosa para el ser humano, puesto que además de prevenir enfermedades cardiovasculares ayuda a reducir el colesterol y los triglicéridos. Además, ayuda a reducir considerablemente el nivel de azúcares en la sangre, por lo que puede ser un tratamiento interesante para la diabetes. Otro aspecto positivo de tomar este alimento es que previene la osteoporosis y alivia las secuelas de la menopausia y menstruales femeninas. También es un alimento interesante para los deportistas, puesto que facilita la tarea a la hora de aumentar la masa muscular.

En este sentido, se pueden extraer gran cantidad de alimentos derivados de la soja, como la leche de soja o el tofu, que en la rutina diaria pueden convertirse en excelentes aliados para aquellas personas que son intolerantes a la lactosa o alérgicas a la proteína láctea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *