Manzanas asadas en el microondas sin azúcar

Las manzanas están compuestas en hasta un 85% por agua y tienen numerosas cualidades y propiedades beneficiosas para nuestro organismo. En este sentido, se trata de una fruta indispensable que debería estar presente en nuestra dieta habitual, especialmente en aquellas personas que tienen en mente bajar de peso, puesto que solo contienen 50 kcal por cada 100 gramos. Debido a la gran variedad que tenemos a nuestro alcance, la manzana es una de las frutas más consumidas a nivel global. Además, es muy versátil en la cocina, puesto que se puede consumir de distintas formas (crudas, asadas, peladas, enteras…) y en un montón de platos diferentes, ya sean dulces o salados.

Entre las diferentes cualidades que podemos encontrarnos en una manzana, esta fruta destaca por su acción hidratante, diurética y digestiva. Así, el consumo habitual en nuestra dieta de las manzanas resulta beneficioso para combatir la retención de líquidos, la artritis y generar un tránsito intestinal regular. Del mismo modo, ayuda a evitar problemas cardiovasculares, descansar mejor y reducir los niveles de colesterol malo. Otro de los aspectos beneficiosos de la manzana es que en caso de diarrea ayuda a mitigar el malestar general.

Hoy en día, en los supermercados podemos encontrar manzanas durante todos los días del año, pero la mejor opción siempre será adquirir aquellas variedades que se encuentran en temporada y son ecológicas y de proximidad. De esta forma, podremos aprovechar al máximo todas las propiedades y los beneficios que tiene esta deliciosa fruta rica en antioxidantes como las vitaminas A, B (B1, B2 y B9), C y E. Esta fruta con alto poder saciante también contiene minerales esenciales como el potasio, el magnesio, el fósforo y el calcio.

No obstante, debido a la falta de tiempo, muchas ocasiones en las que deseamos disfrutar de un delicioso postre casero y saludable terminamos desistiendo o aplazando el momento. En la mayoría de las ocasiones lo hacemos sin darnos cuenta de que hoy en día el microondas nos permite preparar un montón de postres ricos y sencillos sin necesidad de perder mucho tiempo. En este sentido, podemos preparar alternativas igual de saludables que en el horno, como magníficos bizcochos o cupcakes, sin tener que estar pendientes durante largos minutos de la cocción para que no se nos queme el postre ni dedicar mucho tiempo a limpiarlo después de su uso.

Una opción fácil y rápida de preparar en el microondas son las manzanas asadas, igual de ricas que las que hacemos en el horno de forma tradicional, pero dedicándole a ello mucho menos tiempo y esfuerzo. En este sentido, también conseguimos un importante ahorro en el consumo de la luz, lo cual se agradece a final de mes. Las manzanas asadas se pueden comer en cualquier momento del día, tanto en el desayuno como en la cena, puesto que no dejan de ser una fruta a la cual no le vamos a añadir nada de azúcar. Además, si las asamos conseguimos una textura blanda y diferente, que seguramente agrade más a los niños, por lo que es muy probable que al verlas sobre el plato se las coman sin rechistar.

En definitiva, la receta de manzanas asadas que os proponemos hacer es apta para todas las personas, puesto que no llevan nada de azúcar y también son una buena opción para quienes solo pueden ingerir alimentos blandos. Sin más dilaciones, estos son los pasos que deberemos seguir para preparar un sencillo postre muy saludable en el microondas.

Lo primero que tenemos que hacer es detenernos un momento antes de elegir la variedad de manzana que queremos utilizar. Este punto es muy importante, puesto que de ello depende el resultado final. Particularmente, recomendamos emplear una variedad de temporada con piel gruesa. Una vez seleccionadas las piezas que vamos a utilizar, las lavamos debajo del grifo con abundante agua y las secamos bien con papel de cocina. Las descorazonamos y las ponemos sobre un plato hondo, que posteriormente vamos a introducir en el microondas. Opcionalmente, podemos agregar un poco de miel o zumo de limón sobre cada manzana, para darle un sabor diferente.

A continuación, tapamos la parte superior con papel fil, al que deberemos hacer unos pequeños orificios. Metemos el recipiente en el microondas a máxima potencia, durante aproximadamente 10 minutos, en función de la cantidad de manzanas que pongamos y el tamaño que tengan éstas. Para comprobar que están cocidas correctamente, transcurrido este tiempo podemos pincharlas con un cuchillo y comprobar si están blandas. Por último, tan solo tendríamos que esperar a que se enfríen dejándolas a temperatura ambiente antes de meterlas en la nevera (Están más buenas de un día para otro). Opcionalmente, en el momento de servirlas podemos bañarlas con el propio jugo que han soltado durante su cocción o agregarles un poco de canela molida por encima.

Lo mejor de todo es que estas fáciles y rápidas manzanas asadas están buenísimas tanto solas como acompañadas. Por ejemplo, se pueden trocear en dados pequeños y utilizarlas como relleno para un crepe en el momento del desayuno o la merienda. También están deliciosas para comerlas de postre después de una comida o en la cena, acompañadas con un poco de yogur natural. No obstante, también puede ser un buen acompañante para cualquier plato salado que tengamos en mente, puesto que no hay contraste más rico que el dulce con el salado. En este sentido, no hay nada mejor como experimentar en la cocina y disfrutar con nuestras propias creaciones. ¡Buen provecho!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *